Etiquetas

, , , , ,

Hablar de Heddy Honigmann es hablar de Cine Documental en mayúsculas. Si bien es cierto que la realizadora peruana cuenta en su filmografía con varios títulos de ficción como ‘Au revoir’ (1995), es su largo recorrido documental el que le ha hecho estar en primera línea con películas como la sobrecogedora ‘Buen marido, querido hijo’ (2001), que aborda los asesinatos que tuvieron lugar en la ciudad yugoslava de Ahatovici desde el punto de vista de las mujeres del lugar o la aclamada ‘Forever’ (2006), presentada en el Festival de San Sebastián de ese año. En esta última, Honigmann nos invita a un viaje en el que el arte es el vehículo de consuelo entre la vida y la muerte en un lugar en el que ambos lados opuestos se entremezclan: el cementerio parisino de Père-Lachaise. La directora cuenta que los personajes que aparecen en ella y en el resto de cintas conllevan una búsqueda idéntica a la que es necesaria con las películas de ficción, ya que hay que encontrar a esas personas reales que consigan conectar con el espectador, algo que conseguirán precisamente con la realidad que contar su propia historia lleva implícito.

Heddy Honigmann está estos días en Madrid realizando varios encuentros con las personas que quieran asistir a ellos en la Filmoteca Española (Cine Doré), dentro del marco de /3XDOC/ Encuentro de Creadores.