Etiquetas

, , , , , , ,

Corría el año 1955 cuando Marilyn Monroe, cansada de sus papeles y su vida en Hollywood, decidió mudarse a Nueva York para encontrarse a sí misma y dar un vuelco a su carrera. Allí conocería la vida cosmopolita de la capital del mundo y se adentraría en el mundo del jazz y la noche neoyorquina de la época. Puede que fuera también en este tiempo cuando conoció a fondo a los que reconocía como sus dos cantantes favoritos: Frank Sinatra y Ella Fitzgerald. La admiración de Marilyn por esta última sería la base de una futura gran amistad.

Ella Fitzgerald tenía muchas cosas en común con la que naciera como Norma Jean: ambas tuvieron una infancia difícil, los hombres las deseaban, representaban el Sueño Americano y desearon profundamente haber tenido hijos. Cuando la Monroe conoció a Ella, la cantante trabajaba en pequeños locales casi ocultos con su banda de jazz, ya que en muchos de los clubs más grandes y conocidos preferían no contratarla por motivos racistas. Tal era el caso del Mocambo, el club favorito de Marilyn en Los Ángeles. Cuando la actriz se enteró no se lo pensó dos veces y decidió llamar a Charlie Morrison, el jefe del club, ofreciéndole acudir a cada una de las actuaciones de Ella Fitzgerald y sentarse en las mesas de la primera fila si la contrataba. Conociendo los movimientos de prensa que Marilyn Monroe provocaba, los del Mocambo no se lo pensaron dos veces y contrataron a Ella, a cuyas actuaciones Marilyn no faltó ni una sola noche.

Ella Fitzgerald y Marilyn Monroe forjaron así una amistad que incluso inspiraría la obra ‘Marilyn and Ella’ de Bonnie Greer en 2008, estrenada en el londinense Theatre Royal. Ella contó en numerosas ocasiones la historia del Mocambo añadiendo que Marilyn Monroe fue una mujer inusual, una de esas personas adelantadas a su tiempo.

Coincidiendo con el 50 aniversario de la muerte de la actriz de La tentación vive arriba, el Festival de Cannes celebra sus 65 ediciones dedicándole su cartel, presentado hace unos días. Marilyn sopla la vela del cumpleaños del Festival, pero esta vez el Happy Birthday se queda en nuestra imaginación.