Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Si bien no es la típica película navideña y se trate de un puente entre Halloween y esta fiesta, ‘Pesadilla antes de Navidad’ (Henry Selick, 1993) ha dejado momentos únicos para la memoria popular que le han convertido a lo largo de los años en una cinta de culto. Tim Burton, padre de la criatura, ideó el proyecto cuando vio cómo  remplazaban la decoración de Halloween de una tienda por la de Navidad, en ese extraño vacío entre el terror y la alegría. Tiempo después y trabajando Burton como animador en Disney, éste escribió un poema en un pedazo de papel en el que incluyó algunos dibujos. Este primer esbozo de lo que sería la película contaba solamente con tres personajes: Jack, Zero y Santa. A ellos se fueron sumando muchos más en un film que Tim Burton tuvo en mente durante años (empezó a trabajar en la Banda Sonora cuando rodaba ‘Eduardo Manostijeras’ en 1990 y el personaje principal, Jack Skellington, apareció en su Cine por primera vez en 1988 en el sombrero de ‘Bitelchús’).

Selick y Burton nos sitúan en La Ciudad de Halloween, donde el héroe local Jack Skellington, el ‘rey del mal’, felicita a sus paisanos por una satisfactoria jornada festiva más. Con un nuevo Halloween a sus espaldas, Jack empieza a estar cansado de su monótona ‘no-vida’ y un sentimiento dentro de sus huesos le pide cambios. En el bosque, Jack y su perro Zero descubren las puertas a mundos desconocidos que representan las principales fiestas norteamericanas: la Ciudad de Pascua, la de San Valentín, la de Acción de Gracias, la del Día de la Independencia, la de San Patricio… y la de Navidad. Esta última llama especialmente su atención por los colores y la decoración. Al abrirla Jack descubre un mágico lugar repleto de luces, motivos navideños, golosinas, regalos… y decide convertir su querida Ciudad de Halloween en la nueva Navidad. Con la ayuda de la dulce Sally y el resto de habitantes, Skellington intentará construir sus propias fiestas navideñas… aunque su falta de experiencia hará que la cosa no termine del todo bien.

La creación de ‘Pesadilla antes de Navidad’ fue muy larga, con una post-producción que duró unos tres años. Burton decidió utilizar la técnica ‘stop-motion’, por la cual se consigue aparentar el movimiento a través de una serie de imágenes fijas sucesivas, esto es, los personajes no eran dibujados ni creados por ordenador: eran figuras que se fotografiaban una y otra vez para después ser unidas. En total hubo más de 200 figuras y 230 escenarios en un proyecto que contó con hasta 14 animadores trabajando al mismo tiempo. El propio Burton explicaba la elección de esta técnica en una entrevista para la revista ‘Wired’: “Las películas con las que crecí eran muy visuales. Son el tipo de cosas que permanecen en tu memoria. Para mí, el cine es una cuestión visual, y por eso agradezco el hecho de haberme dedicado a la animación. Lo abarca todo. Es arte, es diseño, es cine. Por aquellos días, yo sólo deseaba ser animador, pero eso implica que uno aprenda a hacer todo lo demás. Cuando ruedas una película animada, tienes que idear las interpretaciones, crear los diseños, rodarla y montarla. El proceso de abocetado y dibujo equivale a tomar notas. Nunca me he sentido escritor. Siempre me he acercado a los proyectos desde el plano visual. Jack Skelleton, por ejemplo, era un garabato que dibujaba una y otra vez sin motivo aparente”

‘Pesadilla antes de Navidad’ es también conocida por sus numerosos guiños a otras películas del afamado director y al ‘mundo burtoniano’ en general. Si Jack aparecía en ‘Bitelchús’, era en esta misma cinta donde se podía ver a una serpiente de arena como la de ‘Pesadilla…’. Otra de las películas con múltiples referencias es ‘Batman’. Por ejemplo, uno de los regalos que recibe un niño en la Navidad de Jack es un pato con ruedas, en referencia al vehículo del Pingüino en Batman.

‘The Nightmare before Christmas’ o ‘El Extraño Mundo de Jack’, otras traducciones al título de la película, es uno de los referentes de la cinematografía de Tim Burton y un icono del Cine de Animación de los últimos años con una sólida producción formada, entre otras cosas, por una gran Banda Sonora creada por Danny Elfman.

Con ‘¿Qué es?’ Jack Skelington nos felicita las fiestas desde su nuevo mundo, el de la Navidad…