Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Como dijo Laurence Olivier, en una pequeña o gran ciudad o pueblo, un gran teatro es el signo visible de cultura, y ese signo está casi tan visible en Madrid como pueden estarlo la Cibeles o la Puerta de Alcalá. La capital empieza a teñirse con los ocres del otoño y los días en la calle, esa manera tan mediterránea de vivir, empiezan a reducirse: es la hora del teatro y de sus figuras, esas grandes estrellas de la escena española.

Y si hay un nombre que merece mención especial al hablar de grandes figuras ése es, sin duda, el de Lola Herrera. La gran dama del teatro se vuelve a subir a las tablas del Teatro La Latina con ‘Querida Matilde’ junto a Ana Labordeta y Daniel Freire, que interpreta a un argentino que llega a Madrid para recuperar la herencia de su padre: el piso en el que Matilde (Lola) y su hija (Ana) residen. (www.teatrolalatina.es)

Algo lejos de allí, en el barrio de Chamberí, Arturo Fernández derrocha su característica elegancia en el Teatro Amaya con ‘Los hombres no mienten’, una obra dirigida a un público mayoritariamente más mayor en la que el actor demuestra una vez más que, a sus 82 años, es un señor con mucha, mucha clase. Le acompañan en el escenario Sonia Castelo y Carlos Manuel Díaz. (www.teatroamaya.com)

El Teatro de la Abadía acoge, quizá, la obra más peculiar de la temporada: ‘Juicio a una zorra’, el monólogo interpretado por Carmen Machi y creado por Miguel de Arco para la pasada edición del Festival de Mérida en el que da voz y voto a una Helena de Troya inteligente, apasionada, dolida, con un grandísimo sentido del humor y, sobre todo, con una capacidad de sufrimiento propio de la mujer*, Machi dixit. (www.teatroabadia.com)

La escena madrileña cuenta en noviembre, además, con una estrella internacional del mundo del cine: Viggo Mortensen se une a Carmen Elías en ‘Purgatorio’, donde paradójicamente se meten en la piel de dos almas perdidas y atormentadas en el más allá. El proyecto de Ariel Dorfman llega a las Naves del Español de la mano de Josep Maria Mestres desde el 4 de noviembre. (www.teatroespanol.es)

No se puede uno olvidar al hablar de Madrid del pequeño Broadway que tiene en la Gran Vía su sede más pintoresca. Hasta allí llegó hace unas semanas el musical más salvaje, que ha viajado desde la selva neoyorquina por todo el mundo hasta desembarcar en la capital: El Rey León es ya el dueño del centro de Madrid. El Teatro Lope de Vega acoge esta superproducción teatral que cuelga en cada sesión el ‘No hay entradas’. Además, la famosa avenida cuenta en sus aceras con ‘Más de 100 mentiras, el musical de Sabina’ (www.masde100mentiras.com, Teatro Rialto) con las letras del famoso cantautor y ‘Hair, el musical’ en el Teatro Coliseo. Un poco más apartadas de la Gran Vía pero dentro de la oferta de musicales se encuentran ‘Shreck, el musical’ en el Teatro Nuevo Apolo y ‘Chicago’ en el Nuevo Teatro Alcalá.

La oferta es amplísima, pero es necesario destacar las comedias ‘Historia de un karaoke’ en el Teatro Bellas Artes con Juanjo Artero, Ángel Pardo, Elisa Matilla y Pepa Rus; ‘La cena de los idiotas’ en el Teatro Infanta Isabel con Josema Yuste, Millán Salcedo y Fernando Conde, y ‘Te quiero, eres perfecto… ya te cambiaré’ en el Teatro Alfil; además de obras diferentes como ‘The Hole’ en el Teatro Häagen-Dazs Calderón con Paco León (o Eduardo Casanova) o ‘Burundanga’ en el Teatro Maravillas y grandes clásicos de siempre como ‘El Perro del Hortelano’ en el Teatro Pavón o ‘Julio César’ en el Teatro Galileo.

Por último, en este mes se espera un acontecimiento más: el esperado regreso del Circo del Sol, que nos invita esta vez a ‘Zarkana’, una ópera rock acrobática dirigida por el director de cine y teatro François Girard que se podrá ver a partir del 12 de noviembre en el Madrid Arena…

… ¿alguien da más?

*Revista Teatros, nº115