Etiquetas

, , , , , , , , , ,

‘La segunda a la derecha y todo recto hasta la mañana. Ése, según le había dicho Peter a Wendy, era el camino hasta el País de Nunca Jamás…’

En los primeros años del siglo XX J. M. Barrie creó uno de los personajes más populares de la literatura mundial: Peter Pan. Su primera, y corta, aparición fue en uno de los capítulos de ‘El pajarito blanco’ (1902) del propio Barrie y, dos años más tarde, el niño inmaduro que no quiere crecer se convirtió en obra de teatro después de que el citado escritor conociera en los londinenses jardines de Kensington a los hermanos Davies, que le sirvieron de inspiración. Hoy en día existe una estatua conmemorativa del niño en estos mismos jardines, ya que además Barrie quiso que Peter escapara de las garras de los adultos justo en ese lugar. Si bien es cierto que ‘Peter Pan o el niño que no quería crecer‘ llegó al teatro en 1904, la historia no fue editada por primera vez hasta 1911 con el libro ‘Peter Pan y Wendy’, hace cien años exactamente.

Irónicamente, desde ese mismo momento el personaje no dejó de crecer. La historia se fue haciendo cada vez más famosa hasta que, en 1953, alcanzó la fama mundial gracias a la adaptación animada y edulcorada de Walt Disney Pictures, que convertiría a Peter Pan en el niño más famoso de todos los tiempos. A partir de esta película el chico vestido de verde que vuela desde el Big Ben de Londres ha inspirado cuentos, series de televisión parques de atracciones e incluso numerosas secuelas como ‘Peter Pan and the only children’ (Gilbert Adair, 1987), una novela que contaba cómo Peter vivía con un grupo de niños perdidos debajo del mar, rescatando a aquellos niños que caen desde los barcos. El cine también nos ha dado diferentes versiones de la historia de Barrie. En 1991 Steven Spielberg quiso que Michael Jackson interpretara a un Peter Pan adulto, casado y con hijos que vuelve a Nunca Jamás sin recordar su pasado. Michael rechazó el papel porque le decepcionaba pensar que su adorado Peter no recordara nada de lo que fue, siendo finalmente Robin Williams el protagonista de la película junto a Julia Roberts como Campanilla y Dustin Hoffman como El Capitán Garfio. 

En 2001 J. E. Somma publicó la novela ‘Después de la lluvia: una nueva aventura para Peter Pan’, donde tres chicos enseñan a Peter a crecer en el mundo actual y tres añosmás tarde el escritor español Xavier B. Fernández publicó ‘Kensington Gardens’ una versión punk de la historia, donde Peter, Wendy y los niños perdidos son un grupo de narcotraficantes que luchan contra un Capitán Garfio convertido en gángster. Ese mismo año aparece la película ‘Descubriendo Nunca Jamás’ (Marc Forster, 2004), con Johnny Depp, Kate Winslet, Julie Christie y, de nuevo, Dustin Hoffman, que cuenta cómo Barrie conoce a los Davies y empieza a crear el personaje. La cinta fue nominada a siete Óscar de la Academia de Hollywood, ganando en la categoría de Mejor Banda Sonora. No podía faltar en 2004 el acto que homenajeara los cien años de la obra de teatro, y por ello el Great Ormond Street Hospital (poseedor de los derechos de la obra) quiso que todos los escritores que quisieran escribieran en concurso la continuación de la historia. La ganadora fue Geraldine McCaughrean con ‘Peter Pan de Rojo Escarlata’, que se publicó en 37 idiomas diferentes.

La imaginación del autor de Peter Pan demostró no tener límites, pero lo que Barrie nunca jamás pudo imaginar fue que su pequeño personaje, un terco muchacho que no quería convertirse en adulto, acabaría siendo tan importante para la vida de muchas personas: Peter Pan el valiente, el niño que vuela, Peter Pan el de Londres, el síndrome de Peter Pan… Peter Pan, el eterno.