Libros Libres

Etiquetas

, , , ,

Se buscan suscriptores para uno de los proyectos culturales más interesantes en época de crisis: la apertura de una librería con libros que no se compran ni se venden.

Los promotores de la apertura han traído la idea desde Baltimore, donde el proyecto The Book Thing funciona desde hace tiempo. Se trata de un intercambio de libros, conversaciones, proyectos, talleres y todo lo que cualquiera pueda aportar sin ninguna pretensión económica. Ahora, Madrid cuenta con Libros Libres en Covarrubias, 7 (Metro: Alonso Martínez o Bilbao) y para que el proyecto continúe su camino necesitan aportaciones inminentes de, por el momento, 365 suscriptores más. Para ser suscriptor solamente hay un pequeño requisito: 12 euros (euro/mes). Libros Libres continuará funcionando si consiguen el número de suscriptores estimado, ¡ayúdales!

Nuestra misión es hacer llegar libros a todas aquellas personas que desean tenerlos, de una manera totalmente gratuita. Libros Libres.

http://www.librerialibroslibres.org/

Raquel Meller, la diva ausente

Etiquetas

, , , ,

Yo no soy cupletista. Tampoco soy cancionetista Yo soy Raquel Meller

Los tempranos años 20 brillaban con el esplendor del arte, las letras y la música en la España de Joselito y Belmonte. La farándula y el señorío se mezclaban en el madrileño Café Gijón o en el de los Pájaros y hasta allí llegaban los ecos que pregonaban los amores y desamores, las penas y las alegrías y, sobre todo, la ausencia en la mirada de Raquel Meller.

La cupletista nació en Tarazona en marzo de 1888 y a lo largo de su juventud se convirtió en una de las artistas españolas más reconocidas a nivel internacional, llenando los teatros de ciudades como Madrid, Barcelona, Buenos Aires, Nueva York, Paris o Los Ángeles. Sin embargo, Raquel Meller creaba a su alrededor el halo de misterio que aparece en las vidas de las grandes divas del celuloide. Todo el que se envolvía en su mirada parecía descubrir la historia de su ausencia, cómo se alejaba del mundo, la manera en que intentaba apartarse del revuelo que causaba. Esa ausencia se materializó cuando, después de su exilio en Argentina durante la Guerra Civil, la copla comenzó a despuntar en la cultura musical de la España de la posguerra, olvidándose del cuplé y, poco a poco, de la Meller, por fin ausente del mundo.

Ahora, la Biblioteca Nacional le rinde homenaje en Madrid con la muestra ‘El mito trágico de Raquel Meller’, en la Sala de las Musas hasta el 30 de septiembre. La exposición incluye la proyección de la película silente ‘Carmen’, sobre la obra de Mérimée, interpretada por la artista en varios escenarios españoles (18 de septiembre a las 18.30h).

Hasta otra, Chavela

Etiquetas

, , , , , , , , ,

Dicen que cuanta más fuerza tiene un chamán, menos límites tendrá su espíritu. El de Chavela Vargas, la dama de poncho rojo, la Paloma Negra, la llorona y por encima de todo La Chamana, se ha fundido con su querida tierra mexicana, su aire caliente, el agua que lo baña y el fuego de los ojos de sus gentes. México, el macho de América, el que marcó su historia.

Por encima de todo, Chavela Vargas tenía el don divino de hacer sentir. Lo sabe el que tuvo la oportunidad de verla subir a un escenario, abrir sus brazos, como dijo su gran amigo Pedro Almodóvar de una manera sólo comparable a la de Jesucristo en la cruz, abrirlos y entonar con su voz desgarradora unas palabras que sin darte cuenta, de manera casi mágica, entraban en el alma haciendo recordar lo que significa sentir de verdad, lo que es llorar de rabia, cómo hay que beberse la vida y la pasión con la que hay que amar.

En su historia física, Chavela se enamoró de Frida Kahlo, compartió hogar con ella y Diego Rivera en la Casa Azul, donde recibía a Trotsky entre otras personalidades; para Joaquin Sabina fue la mestiza ardiente de lengua libre, la dueña del boulevard de los sueños rotos; forjó la mayor de las amistades con José Alfredo Jiménez, que escribía lo que hoy en día son mitos de la cultura musical en servilletas entre tequila y tequila para que Chavela las cantara; a la Macorina, la cubana de su amor guerrillero, la llevó por todo el mundo y a la llorona, la leyenda mexicana, la cantó en mil y una noches en vela convertidas en un duelo crucial con la pinche muerte, con la que tanto jugó y a la que nunca temió. En su historia sentimental, La Vargas cautivó al mundo entero con su delirio artístico, volvió su alma mexicana y le entregó su corazón a España, a la tierra de su adorado Federico García Lorca, con el que tenía una conexión especial.  ‘España y yo nos enamoramos. No lo pudimos evitar’, así dijo.

De esta tierra, de la hembra de Europa, vino a despedirse unas semanas antes de su muerte. En la Residencia de Estudiantes de Madrid, Chavela cantó a Lorca, se entregó por completo a sus 93 años y dijo adiós desde un pequeño escenario repleto de bombillas a un público emocionado que la prometió cuidar de su corazón para siempre. Ese público que la jaleaba y que cantó con ella llegaré hasta donde estés, yo sé perder, quiero volver, volver, volver… a voz en grito, fue el último que vio al mito costarricense subida a un escenario. Tuve la suerte de estar sentado en las primeras filas. Tuve esa suerte, la que me llevo conmigo el resto de mis días, la de aplaudir sin descanso con dos lagrimas de tequila que surgieron casi sin percatarme de ello gracias a su don divino y que quemaban mis mejillas al decir adiós, hasta siempre Chamana. Todos los allí presentes sabíamos de lo histórico del momento, se respiraba en el aire ese aroma de las ocasiones especiales, de las que van a pasar rápido ante los ojos y se van a esconder en un rincón del alma sin poder evitarlo. El cielo estrellado de Madrid trajo a Lorca una vez más hasta su Residencia para aplaudir también a Chavela, que sonreía enfundada en su poncho rojo a la tierra que volvió para saber cómo se encontraba su corazón, el que aquí dejó, el que nos ha dejado.

Y así se fue, como vivió, como quiso, como se le dio la gana. Hoy Chavela Vargas ha decidido dejar de beberse la vida de resbalón en resbalón y de tequilón en tequilón y trascender, como Chamana. Hoy las amarguras vuelven a ser amargas. Hoy ha nacido el mito que cura las penas del alma, doña Chavela Vargas.

Pastora Imperio, mármol y fuego

Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Era hija de la Mejorana, le llamaron la Emperaora, musa de artistas y autores, con sus brazos embrujó a Falla, con sus ojos a Alfonso XIII, con su duende a Julio Romero de Torres y con su arte hasta a Mata Hari. Pastora Imperio es uno de esos personajes que sobreviven a su propia historia para hacerse leyenda que atrapa a cualquiera por mucho que pasen los años.

Dejándonos guiar por las fuentes, al menos en apariencia, más fidedignas, su nombre artístico se lo otorgó José Fernández Hermosa, fundador del madrileño Salón Japonés en el que una joven Pastora debutó a dúo con Mariquita la Roteña. Aquel hombre las dio a conocer a la capital como ‘las hermanas Imperio’ y de ahí al apellido que la sevillana habría de llevar por el mundo. Sin embargo y como casi siempre, la historia más popular, la que pasó de boca en boca sobre cómo Pastora encontró su Imperio es otra bien distinta y probablemente veraz, aunque viniera después. El protagonista de la misma, don Jacinto Benavente, lejos de distintas anécdotas acontecidas años más tardes con alguna que otra folclórica sevillana de caracolillo en la frente, sorprendió al público diciendo: ‘¡Esta Pastora vale un Imperio!’. Benavente, además, dio muestras de su admiración por Pastora en otras muchas ocasiones escribiendo cosas como: ‘Pastora Imperio es siempre. Y es de tal manera, que es ella sola y es única (…), es mármol y es fuego (…), ve uno a Pastora Imperio y la vida se intensifica: van pasando amores y celos de otras vidas y se siente uno héroe y bandido (…), cuando la ve cree uno en Dios lo mismo que cuando lee a Shakespeare’.

Los profundos ojos verdes de Pastora se hicieron famosos alrededor del mundo gracias a sus giras, sus paseos por la Alfalfa de Sevilla, sus viajes transatlánticos… pero a veces a su pesar su corazón quedó preso en el pecho de un torero conocido como el divino calvo, Rafael el Gallo, hermano mayor de Joselito, por el que la Macarena vestiría luto. La tormentosa relación que vivieron la flamenca y el matador siendo muy jóvenes alimentó los titulares de la prensa del corazón de la época y las habladurías de una sociedad de mente en general no tan abierta como la de la Imperio, que no dudó en huir a Madrid, donde paseando el verde de sus ojos por la Plaza de Oriente fue el mismísimo monarca Alfonso XIII el que cayó bajo su embrujo. Pero aunque Pastora era monárquica por los cuatro costados, en el propio Palacio Real la sevillana rechazó al rey y le confesó la relación que mantenía con su primo Fernando de Borbón, Duque de Dúrcal, con el que tuvo a su única hija, Rosario, que si bien mantendría relación con el padre, nunca sería reconocida por él con su apellido.

Para la historia de la cultura mundial queda ya la obra para la que Pastora sirvió de inspiración: El amor brujo de Manuel de Falla. Dicen que fue la Mejorana, la madre y también popular bailaora en su época, la que pidió al autor amigo de su hija que la escribiese. Y Falla, cuando lo estaba haciendo, decidió que aquella obra reflejara lo que la propia Imperio: el arte español. El estreno del espectáculo llenó el madrileño Teatro Lara durante meses con un respetable que enmudecía ante la fuerza de la simbiosis entre artista y espectáculo.

Y del Teatro Lara a la eternidad. Pastora Imperio vivió como quiso, con su libertad y sus pasiones. Pastora Imperio, para siempre.

Más información: ‘Reina del Duende’, de María Estévez, Roca Editorial 2012

La verdadera Mary Poppins

Etiquetas

, , , , , ,

Una familia adinerada del Londres de 1910 contrata a una niñera para cuidar a los más pequeños de la casa y que así les enseñe los valores más importantes de la vida; lo que no se imaginan es que utilizará sus poderes mágicos para conseguirlo.

De esta manera podría resumirse la historia que Walt Disney adaptó en la famosa película ‘Mary Poppins’ en el año 1964 basándose en el libro homónimo de P.L. Travers. Sin embargo, el personaje creado por la escritora difiere bastante del que la encantadora Julie Andrews recreara para hacer eterna a la niñera. Si Disney basó su originalidad en  una ‘magia’ básicamente infantil, Travers buscaba crear un personaje misterioso y mucho más oscuro cuyo poder de hablar con los animales provenía de ser la ‘excepción’ de la raza humana, la más cercana a la madre naturaleza… pero este misticismo no concuerda con el mojigato disney look. La escritora inglesa tampoco reconoció nunca qué le llevó a crear a Mary Poppins, para ella el personaje ‘simplemente llegó’.

Ahora, 48 años después del estreno de la popular cinta, el director de ‘The blind side’, John Lee Hancock, se ha propuesto destapar al mundo la historia de los catorce años que Walt Disney tardó en convencer a P.L. Travers para comprar los derechos de la obra.   El propio Disney podría ser interpretado por Tom Hanks en una cinta que llevaría por nombre ‘Saving Mr Banks’, aludiendo al padre de la familia que emplea a Mary Poppins. ¿Quién encarnará a la escritora? ¿Emma Thompson? ¿Maryl Streep y su acento de hierro?

An evening with Sara Montiel

Etiquetas

, , , , ,

‘Una noche con Sara’ (‘An evening with Sara Montiel’). Con este título, el Instituto Cervantes de Nueva York homenajea a la actriz Sara Montiel con un ciclo de cine y un miniconcierto.

‘Sara está considerada como uno de los mitos más importantes del espectáculo en lengua española, tanto por sus éxitos en cine y música como por su espectacular belleza’, así han dicho representantes del Instituto Cervantes sobre la diva española que se catapultó desde La Mancha hasta el firmamento del Hollywood de los años cincuenta.

Será el próximo mes de mayo cuando Saritísima reciba el que será uno de los homenajes más especiales de todos los que ya se le han dedicado.

Wong Kar-wai, poeta de la imagen

Etiquetas

, , , , ,

En el año 2000, los actores Maggie Cheung y Tony Leung Chiu Wai se pusieron a las órdenes del director hongkonés Wong Kar-wai y su director de fotografía, el australiano Christopher Doyle, para crear ‘In the mood for love’ (‘花樣年華’, ‘Deseando amar’), una película muy estilizada y única visualmente que terminó de abrirle las puertas al mercado occidental.

Si bien la cinta no tuvo demasiada aceptación por parte del público hongkonés, la manera en que se narran los encuentros de dos desconocidos durante largas y parecidas escenas le hicieron ganar el Premio del Jurado en el Festival de Cannes de 2000.

Los dos protagonistas coinciden en un edificio de apartamentos en el que son vecinos. Sus respectivas parejas viajan continuamente y pasan la mayor parte del tiempo a solas en sus habitaciones. Ello provocará que se conozcan y entablen una amistad que les llevará a descubrir que sus parejas mantienen una relación entre ellos a sus espaldas, lo que les unirá aún más. Sus encuentros son narrados visualmente de tal manera que solamente los distintos vestidos que utiliza la actriz Maggie Cheung nos indican que ante nuestros ojos discurren distintos días.

La música, la fotografía y la belleza del conjunto visual ha hecho ya eterno el estilo de Wong Kar-wai.

10 años sin Billy Wilder

Etiquetas

, , , , , ,

‘Era una tarde calurosa y aún recuerdo el olor a madreselva en toda la calle. ¿Cómo no supe que a veces el asesinato huele a madreselva?’, Perdición (1944).

‘Es curiosa la amabilidad de la gente cuando estás muerto’, El Crepúsculo de los Dioses (1950).

‘Nunca me desmayo porque no estoy segura de caer con elegancia’, Testigo de cargo (1957).

- ‘¿Dónde aprendió a besar así? – ‘Vendiendo besos para la cruzada infantil’. – ‘Recuérdeme que he de enviar un cheque de 100.000 dólares a la cruzada infantil’, Con faldas y a lo loco (1959).

- ‘El espejo… se ha roto’. – ‘Ya lo sé, me gusta así. Así me veo tal y como me siento’, El Apartamento (1960).

‘Ser honesto es como desplumar una gallina al viento, te llenas la boca de plumas’, Irma la Dulce (1963).

‘Me gustaría morir a los 104 años, completamente sano, asesinado por un marido que me acabara de pillar, in fraganti, con su joven esposa’, Billy Wilder.

La realidad de Heddy Honigmann

Etiquetas

, , , , ,

Hablar de Heddy Honigmann es hablar de Cine Documental en mayúsculas. Si bien es cierto que la realizadora peruana cuenta en su filmografía con varios títulos de ficción como ‘Au revoir’ (1995), es su largo recorrido documental el que le ha hecho estar en primera línea con películas como la sobrecogedora ‘Buen marido, querido hijo’ (2001), que aborda los asesinatos que tuvieron lugar en la ciudad yugoslava de Ahatovici desde el punto de vista de las mujeres del lugar o la aclamada ‘Forever’ (2006), presentada en el Festival de San Sebastián de ese año. En esta última, Honigmann nos invita a un viaje en el que el arte es el vehículo de consuelo entre la vida y la muerte en un lugar en el que ambos lados opuestos se entremezclan: el cementerio parisino de Père-Lachaise. La directora cuenta que los personajes que aparecen en ella y en el resto de cintas conllevan una búsqueda idéntica a la que es necesaria con las películas de ficción, ya que hay que encontrar a esas personas reales que consigan conectar con el espectador, algo que conseguirán precisamente con la realidad que contar su propia historia lleva implícito.

Heddy Honigmann está estos días en Madrid realizando varios encuentros con las personas que quieran asistir a ellos en la Filmoteca Española (Cine Doré), dentro del marco de /3XDOC/ Encuentro de Creadores.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.